Qué son las metaetiquetas

Las metaetiquetas SEO son de vital importancia si se desea un buen posicionamiento en buscadores optimizando el on page

Dentro del mundo de la optimización web de cara a los buscadores, las metaetiquetas cobran una gran relevancia. Estas etiquetas sirven para indicar a Google y al resto de buscadores qué contenido se encuentra en una página. La idea es resumir en unos cuantos caracteres el tipo de contenido que se está indexando. Etiquetar los contenidos de una web es algo muy importante ya que de esta manera los buscadores tendrán una idea más clara de la estructura de la página.

Principales tipos de etiquetas

El etiquetado que encontramos en una web es muy variado. Principalmente podemos dividirlo entre etiquetas estructurales y etiquetas de contenido. Ambos tipos de metaetiquetas son de igual importancia en términos de SEO y no se debe dar preferencia a unas frente a otras, aunque, posiblemente las etiquetas de estructura de contenido sean aquellas que forman el esqueleto de la página.

Title

Toda página dentro de una web debe contener un título que resuma muy escuetamente sobre qué trata. Se recomienda incluir alguna de las palabras clave más representativas del corpus lingüístico que hayamos configurado para la web que deseamos posicionar. En los comienzos de la optimización de buscadores se hablaba de que la extensión de la etiqueta title debía estar entre los 60 y 67 caracteres ya que Google no mostraba más en los resultados de búsqueda.

Ejemplo de etiqueta title en los resultados de búsqueda por la palabra clave posicionamiento SEO

A lo largo de los últimos años, ha surgido un gran debate alrededor de la extensión que debe ocupar tanto esta como la etiqueta metadescription. El caso es que Google se ha vuelto más inteligente y es capaz de amoldar la extensión de esta etiqueta a su antojo, de acuerdo a varios factores como, por ejemplo, qué es lo que busca el usuario. Lo cierto es que los últimos experimentos en este campo hacen pensar que la extensión más óptima, si no deseamos que Google altere la sección title en las SERPS, es que ocupe entre 50 y 59 caracteres.

Veremos como en ocasiones, la etiqueta title será la más difícil de rellenar ya que resulta realmente complicado resumir en tan poco espacio el contenido de una página.

Description

La etiqueta description, también conocida como metadescription, debe contener un resumen de lo que se encuentra en la página.  Conviene aprovechar esta etiqueta para introducir de manera natural algunas de las palabras clave que más nos interesen de cara al SEO. Su extensión no debe ser superior a los 160 caracteres aunque, como sucede con la etiqueta title, hay un gran debate alrededor de lo que debe ocupar..

Metakeywords

En los orígenes del SEO, en esta metaetiqueta se solían introducir todas las keywords por las que queríamos posicionar una web. Desde hace ya tiempo, los buscadores no tienen en cuenta esta etiqueta ya que pronto se convirtió en un campo irrelevante en el que el keyword stuffing estaba a la orden del día. La evolución de los algoritmos de los buscadores y la búsqueda semántica dejaron atrás la necesidad de rellenar esta etiqueta, que se convirtió prácticamente en un párrafo lleno de palabras clave separadas por comas sin mucha utilidad.

H1, H2, H3

Nos encontramos ante las etiquetas más representativas del etiquetado estructural. Mediante estas metaetiquetas informamos a los buscadores de la estructura de los textos de la página en cuestión. La jerarquía de contenidos se distribuye de una manera particular en la que H1 marca la parte fundamental o primaria de la página, primer título a destacar dentro de un texto. Las etiquetas H2 y H3 le siguen, siendo H2 más relevante que H3 y así sucesivamente. Aunque no hay un límite en el número de “etiquetas H” a utilizar, sí es cierto que no se aconseja ir más allá de las H4  ya que el contenido quedaría demasiado disperso y la estructura perdería su sentido.

Imágenes

Por alguna razón, las imágenes suelen ser las grandes olvidades en el ámbito de la optimización de SEO on page. El caso es que los buscadores cada vez tienen más en cuenta el contenido multimedia y premian su utilización a la hora de posicionar una web.

Title

La etiqueta <title> de las imágenes viene a ser lo mismo que la propia de la página, es decir, se trata de escribir un título que indique el contenido de la fotografía de una manera escueta. Su extensión no debe superar los 60 caracteres.

Alt

En el caso de la metaetiqueta <alt> de una imagen, se trata de describir el contenido de la fotografía de forma similar a como lo hacemos en la etiqueta <description> de una página. Lógicamente, la etiqueta alt debe ocupar más que la metaetiqueta title y ser más descriptiva.

Cabe destacar el hecho de que los buscadores, hoy por hoy, son ciegos de cara al reconocimiento del contenido visual de imágenes. Es por esto que resulta especialmente importante cumplimentar tanto la etiqueta title como la description ya que solo de esta manera los buscadores sabrán qué contiene la imagen en cuestión. Además, esto será de gran ayuda para los usuarios invidentes que visiten la web. Pensando en la optmización de SEO on page, podremos aprovechar estas etiquetas para introducir de maneral natural palabras clave.

Longitud

Como hemos indicado anteriormente, existe un gran debate sobre la extensión que debe ocupar cada etiqueta, el efecto que esto tiene en los resultados de búsqueda y el trabajo que hay detrás del etiquetado de cada contenido. En cualquier caso, existen herramientas que facilitan la creación de las etiquetas ya que hacen un recuento de su extensión conforme vamos escribiéndolas.


Solicita Información

European Search

 

Google Awards

 

Google Partner 

 

IAB Spain 

Sempo

  logo amazon web services

Con quién trabajamos