Existe un incesante murmullo dentro del mundo del marketing digital. Los más entendidos del posicionamiento en buscadores ya han debido postularse en un lado o en otro. Hablamos de una de las frases más extendidas a lo largo de los últimos meses: “El SEO está muerto”.  El impacto de tal afirmación ha hecho crujir los cimientos de cientos de foros en los que se habla sobre optimización en buscadores.

El SEO no está muerto ni morirá porque Google y los usuarios lo necesitamos

Nos encontramos ante una frase que vende (no nos olvidemos de que, al fin y al cabo, esto es marketing). Después de todo este tiempo, el SEO sigue vivo y cada vez se hace más evidente el hecho de que el posicionamiento web es inmortal. Sí, evidentemente toda agencia SEO tiene derecho a posicionarse a un lado u otro de la balanza pero creemos que resulta necesario ofrecer argumentos contudentes que apoyen esta idea.

SEO, del inglés “Search Engine Optimization

Si dejamos a un lado la complejidad de los procesos y variables que entran en juego dentro del posicionamiento web, encontramos una definición simple pero precisa de lo que es el SEO: optimización de los motores de búsqueda. ¿Son todos los consultores SEO y agencias de posicionamiento web conscientes de lo que implica su trabajo? Estamos optimizando miles de páginas web para nutrir de contenidos de valor a Google. Al buscador por excelencia le interesa que los usuarios reciban contenidos de calidad a la hora de realizar sus búsquedas y los consultores SEO estamos haciendo gran parte del trabajo para que esto sea así. Por lo tanto, a Google no le interesa matar al SEO sino todo lo contrario: hacer que la competitividad por ofrecer los mejores contenidos  aumente.

La vital importancia del SEO local

A pesar de la inteligencia del algoritmo de Google y del alcance de esta compañía en tantos ámbitos, ofrecer resultados personalizados no es una tarea fácil. Destaca un dato muy revelador: de los 30 billones de búsquedas realizadas desde dispositivos móviles durante 2013, 12 billones correspondían a búsquedas locales.

El SEO local permite que los usuarios encuentren negocios, productos y soluciones personalizadas. De nuevo, a Google le interesa ofrecer los resultados más relevantes a los usuarios, ya sean de Madrid, Granada, San Francisco, Dubai…

Dentro de un mundo tan globalizado, encontramos un ejemplo en una escena típica hoy en día: una persona hace un viaje de negocios al otro lado del mundo y desea encontrar un restaurante de comida japonesa. Lo primero que hará este usuario será buscar en internet las palabras clave “restaurante japonés”. Tanto para el usuario como para Google, lo más beneficioso será que los resultados de búsqueda se adapten a la ubicación del usuario y este disponga de varias opciones dentro del listado de restaurantes japoneses de la ciudad. Debido a la madurez tecnológica que estamos experimentando muchos consumidores, ahora llamados prosumers, es muy probable que el usuario quiera conocer más acerca de los restaurantes y no se contente con las sugerencias por ubicación. La optimización del posicionamiento de las páginas web de los restaurantes de la ciudad hará que el usuario se decante por uno de los restaurantes que estén mejor posicionados.

Ya no basta con disponer de una web bonita para tu negocio sino que además debe ser visible para los internautas.

El SEO no muere, se transforma

El posicionamiento web ha experimentado muchos cambios desde que se empezaron a optimizar páginas web de cara a los buscadores. Pensemos por un momento en que al principio prácticamente bastaba con entregar a los buscadores la URL para que sus spiders o robots analizaran la página web y la indexaran. Mucho ha llovido desde entonces y el SEO se ha ido adaptando a la inteligencia del algoritmo de Google y compañía.

Si lo pensamos en frío, el buscador de Google es un servicio que engloba varios productos. Hablamos de un negocio que mueve miles de millones al año, que evoluciona y se hace cada vez más sofisticado. Es curioso el hecho de que los ecos de la frase “El SEO ha muerto” retumban con fuerza cada vez que se rumorea que Google va a lanzar una actualización de sus Penguin, Panda o Colibrí. Al final, dichas actualizacines traen algunos quebraderos de cabeza, bajadas o subidas en las páginas de resultados de búsqueda o pequeños cambios por los que algunas webs ni si quiera se ven afectadas en cuanto a posiciones.

El SEO se transforma, cambia poco a poco y se ve complementado por otros campos como las redes sociales. Del mismo modo, el SEO tiene su impacto en áreas como la reputación online. Como podemos ver, la optimización en buscadores tiene un lugar muy importante dentro de una cadena, o más bien un círculo cerrado que de vez en cuando se abre para adoptar nuevos integrantes. Google es consciente de las fortalezas y debilidades de este ecosistema y por ello de vez en cuando lanza actualizaciones de su algoritmo para hacerlo más fuerte.

Palabra de un consultor SEO

Danny Sullivan, reconocido consultor SEO, escribía hace no mucho en su blog: “(…) nada va a matar al SEO. Hay muchos que desean que esto ocurra pero esta idea viene de un desconocimiento de lo que realmente es el posicionamiento en buscadores. Si desconoces algo tanto como lo odias, seguro que no conoces su futuro.”

Más adelante, Sullivan aclara lo que no es el posicionamiento en buscadores: “El SEO no trata sobre cómo engañar a los buscadores, ni crear enlaces de spam, ni arruinar el diseño web. El SEO trata sobre incluir en tu contenido palabras que la gente seguramente usará y asegurarse de que dicho contenido es tan amigable para los buscadores como para los usuarios.

Y tú, ¿qué opinas? ¿crees que el SEO morirá algún día? No olvides dar tu opinión y compartir en redes sociales.


Solicita Información

European Search

 

Google Awards

 

Google Partner 

 

IAB Spain 

Sempo

  logo amazon web services

Con quién trabajamos